CAST | EUSK | ENGL
¬Ľ home | ¬Ľ espacio de creaci√≥n | ¬Ľ actividades | ¬Ľ residencias art√≠sticas | ¬Ľ WW3 (LA TERCERA GUERRA MUNDIAL)
WW3 (LA TERCERA GUERRA MUNDIAL)

Residencia de creación de El Conde de Torrefiel (Barcelona)

del 11 al 23 de diciembre

ATE IREKIAK: sábado 22 de diciembre

 

El proyecto escénico de El Conde de Torrefiel pretende trabajar en escena una forma de investigación extendida en el tiempo. Analizamos el entorno, creamos piezas escénicas como entregas, discursos o hipótesis circunstanciales y limitadas temporalmente, que nos sirven como piquetes en el camino; un largo recorrido para alcanzar la respuesta a una pregunta más grande: ¿Cómo se materializa artísticamente la contemporaneidad y cómo traducir en arte la realidad contemporánea? En los últimos dos años hemos focalizado nuestra atención en plasmar las complejidades del lenguaje verbal y visual, y su capacidad de funcionar conjuntamente a través de un sentido significativo y racional como es la palabra, y con un sentido abstracto dado por la imagen que conecta con la imaginación y lo simbólico.

Dicho de otra manera, hasta ahora, hemos elegido detenernos en las posibilidades de la imagen; su potencialidad como contenedor de significados y, en definitiva, su capacidad de perversión de lo real, entendiendo que este poder significante de lo visual es dado por el almacenamiento histórico y cultural de símbolos y representaciones.

En este nuevo proceso cuyas bases están empezando a tomar forma y que queremos poner en marcha a partir del 2013, queremos dar un paso más: después de habernos centrado en analizar el potencial de la representación y la manipulación de la percepción, queremos detenernos y trabajar en escena a partir de las formas de representación, o las posibilidades estéticas, centrando nuestra atención en las manifestaciones del actual siglo XXI.

El Conde de Torrefiel es un proyecto escénico cuyo propósito primero radica en la creación de nuevos lenguajes escénicos mediante la ruptura de los cánones de la dramaturgia y la puesta en escena. Nuestra intención en cada trabajo escénico consiste en crear realidades opuestas para trascender los parámetros del lenguaje verbal. Todas las creaciones de El Conde de Torrefiel tienen su punto de partida en el arte plástico, la literatura contemporánea y la performance. Actualmente, nuestras energías se centran en conceder a la palabra un lugar, un valor y una función distintos a los utilizados en la vida cotidiana. Por ello, para este próximo proyecto, proponemos su presentación lejos de las tablas teatrales y en espacios escénicos no convencionales (como salas de cine, salas de exposición, museos, casas, etc). 

El proyecto WW3 se concibe como una obra de teatro en el momento en que propone secuencias dramatizadas que avanza narrativamente por medio de descripciones y diálogos que la construyen, proyectados en una pared, pantalla o otro soporte. Pero nuestro objetivo principal consiste en proponer que la obra de teatro se escenifique en la cabeza de los espectadores. En este sentido, queremos eliminar todo lo que comporta el uso y el estímulo del sentido visual del público y potenciar la experiencia de la imaginación a través de la palabra escrita y el paisaje sonoro para desarrollar una sensibilidad lectora y, sobretodo, auditiva que provoque imágenes únicas y personales en cada espectador.
 
(...) Pensamos WW3 más como un proyecto compuesto por diferentes propuestas que una pieza única. En este sentido nos gustaría experimentar con la sonoridad de distintas maneras. Así, la primera aproximación es (...) a través de una composición sonora y ambiental que dibuje el paisaje que envuelve la acción narrada, a través de un trabajo previo de grabación y recopilación de sonidos de diversos entornos y espacios. La segunda línea de investigación se dirige hacia la composición de una banda sonora, una definición un poco arbitraria pero útil para transmitir la idea de base: música en directo que acompañe las palabras proyectadas en la oscuridad. No se trataría en ningún momento de canciones en su concepción estructural, sino de uno conjunto de instrumentos musicales en mano de intérpretes que conozcan el transcurrir de la narración y puedan completarla con el material ambiental necesario para su asimilación, dentro de una tesitura emocional de improvisación y distorsión al estilo del post rock de grupos como Explosions in the Sky, Mogwai, Sigur Ros, Low, Gospeed You! Black Emperor. Esta posibilidad asienta la idea de conjugar diferentes formas de expresión artística; en este caso la música y la literatura no se someten a la escenificación como suele ocurrir en una obra de teatro, sino que es la escena que se relega a un segundo plano para que música y texto aparezcan en su estado puro, palabras y armonías, sin contaminación de imágenes y estética visual.
 

Por último el estilo narrativo que nos sugiere este proyecto de investigación, evoca el trabajo de escritores como los norteamericanos Raymond Carver o Patricia Highsmith. Tampoco queremos olvidar el pulso narrativo y el estilo literario del italiano Pier Paolo Passolini o el austriaco Thomas Bernhard. 

La composición auditiva y la amplificación de los matices sonoros, en cambio, se inspiran en las piezas fílmicas de directores como Michael Haneke y su, por ejemplo, “71 fragmentos de una cronología del azar”, o en el caso de las artes escénicas, el trabajo de composición sonora y musical de Scott Gibbons junto con el director de escena Romeo Castellucci para la compañía teatral italiana Societas Raffaello Sanzio.

Las creaciones de El Conde de Torrefiel tienen su punto de partida en el arte plástico, la literatura contemporánea y la performance. Su trabajo es confrontar realidades y trascender los parámetros del lenguaje verbal para convertir las constantes de la comunidad en poesía escénica y visual. Después de la presentación en 2010 de La Historia del Rey vencido por el aburrimiento, compuesta por las piezas cortas La Discreción, La Vulgaridad y El Entretenimiento, El Conde de Torrefiel comienza una labor creativa sobre la disociación entre lenguaje y escena, entre texto y acción. El primer resultado de esta escisión entre lo que se ve y lo que se escucha fue el video Morir Nunca., presentado en el Festival LP’11 en Barcelona. Le sigue Observen como el cansancio derrota el pensamiento, una pieza escénica donde deporte y pensamiento comparten el requisito de vencer y superarse. Escenas para una conversación después del visionado de una película de Michael Haneke es su próximo paso en esta dirección. Paralelamente, El Conde de Torrefiel, forma parte del equipo artístico de la compañía de danza La Veronal. Esta compañía está actualmente centrada en la composición de un decálogo de piezas, cuya temática topográfica inspira cada una de las coreografías.

WW3
galería de fotos
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
  • ¬© Jorge Ferreira
enlaces relacionados
Espacio en la naturaleza
dise√Īo: leirelana.com