CAST | EUSK | ENGL
» home | » espacio de creación | » actividades | » residencias artísticas | » SOBRE AQUILO QUE NAO SE PODE FALAR
SOBRE AQUILO QUE NAO SE PODE FALAR

Residencia de investigación del Coletivo qualquer (Brasil- Euskalerria)

del 5 al 15 de septiembre

ATE IREKIAK: 14 de septiembre

 

 

El testimonio comúnmente testimonia a favor de la verdad y de la justicia, y de ellas su palabra extrae consistencia y plenitud. Así y todo, en este caso, el testimonio vale esencialmente por aquello que en él falta; contiene, en su centro, algo intestimoniable, que destituye la autoridad de los sobrevivientes. Los “verdaderos” testimonios, los “testimonios integrales”, son los que no testimoniaron, ni habrían podido hacerlo. Son los que “tocaron el fondo”, los musulmanes, los sumergidos. Los sobrevivientes, como pseudotestimonios, hablan en su lugar, por delegación: testimonian sobre un testimonio que falta.(...) Quien asume para si el testimonio de testimoniar por ellos, sabe que debe testimoniar por la imposibilidad de testimoniar. Eso, por lo tanto, altera de modo definitivo el valor del testimonio, obligando a buscar sentido en una zona imprevista” G.Agamben

Estamos estudiando hace algun tiempo el libro de Giorgio Agamben “Lo que resta de Auschwitz” , en el cual él desmenuza la cuestión del testimonio. Lo que es el testimonio, sobre que puede hablar ese testimonio, lo que para el es indecible, cuales son los lugares posibles de habla de quien se propone dar testimonio, que caminos puede recorrer el testimonio. Auschwitz, parece ser el ejemplo que demuestra un paradigma en que esa voz del testimonio no puede al final dar testimonio, mas apenas “testimoniar por un testimonio que falta”, insistir en la misión de recordar que de facto no pueden hablar los verdaderos testimonios. De la vivencia de la experiencia en los campos, los que solo podrían hablar, serían los muertos. Desde este pensamiento y asociándolo a un ejercicio de creación que hace mucho hacemos en nuestras prácticas y ensayos, el “ejercicio de la descripción”, surgieron algunas conexiones posibles. Nos aproximamos a un cuerpo político, que habla sobre algo que experiencia, por acaso nunca es capaz de abarcar la totalidad de esa experiencia, aun sirviéndose de muchos caminos, de diversos lenguajes (habla, movimiento, gesto, etc.) para alcanzar su objetivo, o por lo menos insistir en alcanzarlo.

El ejercicio consiste en describir en tiempo real los movimientos físicos, de las atenciones, espaciales, temporales y memorias, que suceden en el momento mismo de la danza. En esa práctica, muchas veces percibimos la imposibilidad del lenguaje hablado de dar cuenta de todo lo que sucede cuando curvamos el tronco sobre el estomago. Emergen muchos delays, frases que son completadas con otras frases, palabras que callan y giran un pie que sale del suelo, una pausa donde todo va mas rápido que nunca o imágenes que proponen otras posibilidades de interacción entre el cuerpo y el entorno. Se trata de las representaciones y las maneras que tenemos de hablar acerca de nosotros mismos; Sobre como entendemos y nos relacionamos con este cuerpo; sobre las posibilidades que podemos abrir y experienciar cada vez que accedemos ese lugar de hablarse a si propio y al espacio.

El cuerpo que aparece con la historia del testimonio es el del “ejercicio de la descripción”, es ese que intenta decirse a si propio y imprime una historia y una visión de ser del momento, que deja un rastro de memoria, que deja en el espacio y en los otros y en si mismo esa posibilidad de jugar con un testimonio que no habla solo del pasado, si no que puede ser atemporal, en la medida en que asume la transitoriedad de lo que cuenta y percibe que el momento de contar es lo que importa, no lo que se cuenta. Reconocer ese compartir como una acción que carga en si misma muchas incógnitas, que depende de sus interlocutores y los llama a un esfuerzo para convertirse en relación, para poder trabajar el paradigma de decir lo no decible, como algo que puede transitar membranas que se dicen a si mismas y son acompañadas por escuchas que no son solo las que trabajan en el oído interno. Percibir un cuerpo político porque se aproxima de las formas más categorizadas de entendimiento de si mismo, las reconoce y puede abrirse a otras maneras de entenderse en el propio movimiento de desentenderse. Un cuerpo que utiliza y se hace comunicación en el acto de hablar y de no-hablar en esa “zona imprevista” donde emerge el testimonio. Que coloca en si mismo la discusión de las relaciones y no en un tema fuera de él.

La propuesta de trabajo que presentamos sigue esa dirección. En este momento nos interesa inmensamente profundizar en este material, cuestionando el sujeto que habla y que mediante el paradigma del testimonio busca otros sentidos en el decir en acto, para así poder iniciar su organización en la creación de una performance.

 

Coletivo cualquier está formado por Luciana Chieregati (BR) e Ibon Salvador (EH),inició su proceso de creación hace dos años y medio en c-e-m (centro em movimento) en Lisboa. Allí, con el acompañamiento de Sofia Neuparth comenzó a definir una línea de investigación que consiste en el cruzamiento entre filosofía y movimiento. Así, surge el danzar la teoría y teorizar la danza, un trabajo que cuestiona el cuerpo en movimiento y las relaciones que este genera con las informaciones (textos filosóficos, arquitectura, luz...), abriendo posibilidades en la creación artística consideradas pertinentes en la contemporaneidad. Los integrantes presentan trayectorias distintas. Luciana Chieregati, bailarina, formada por la Universidade Anhembi Morumbi en el Curso Dança e Movimento en 2007, participo también de la Cia. de Danza Beneditas, con dirección de Lívia Seixas y también del coletivo T1, sobre dirección de Adriana Grechi. Ibon Salvador es formado en Bellas Artes en la Universidad del País Vasco (UPV) y integro las Cias. Les Nadies y El Destilador de Ideas, ganadoras con la pieza “Biri bila”, del premio de mejor compañía basca en el festival Umore Azoka. También formo parte del grupo de Creación Coreográfica de la UPV, sobre dirección de Idoia Zabaleta y Sara Paniagua. Los dos se encontraron en la Formação Intensiva Acompanhada (Fia) de 2008, organizada por c-e-m, y trabajaron juntos organizando los Espaços Experimentais de muestras de proceso 2008/2009 y el grupo de estudios Danzar la Teoria en 2009.

Ibon eta Luciana
archivos relacionados
enlaces relacionados
Espacio en la naturaleza
diseño: leirelana.com