CAST | EUSK | ENGL
» home | » espacio de creación | » azalerak | » PERFORMANCIELO 13
PERFORMANCIELO 13

PASEO + PERFORMANCE + CIELO

Residencia de creación de Anne- Laure Boyer, Alvaro Nebreda Díaz de Espada, Cecilia Pérez- Pradal y José Otero

del 12 de agosto al 1 de setiembre de 2013

Presentación: sábado 31 de agosto por la tarde

 

Cuatro creadores y tres procedencias. Antes de lo que será su residencia de creación veraniega en AZALA, se encuentran en conversaciones via skype. Desde Argentina, desde Francia y desde un pueblito vecino a Lasierra, hablan de las peleas en el parlamento francés; de las inundaciones tóxicas en Argentina y sobre migraciones; del viaje, de la emigración; del territorio y la visión humana del espacio; de dejar la ciudad para vivir y trabajar en el campo.

A mediados de junio de 2013 escribimos a Cecilia, Anne Laure, José y Alvaro con una pregunta: ¿con qué imagen relacionas el extrañamiento del/a recién llegado/a?

Pasan unos días y nos envián estos textos: 

 

“Camino como una extranjera envuelta en una nube de polvo por el centro de Buenos Aires y me recuerda al Madrid de hace 10 años. Trato de avanzar entre obras y calles cortadas por motivos políticos, conozco mucha gente en estos puntos que unen trayectos intransitables, conozco parte de sus vidas. Es casi imposible llegar a tiempo a ningún lado, es difícil llegar a algún lado. Quizá, después de un tiempo se perciba con naturalidad esta temporalidad espasmódica, de ritmo impredecible. Aquí todos los límites son sistemáticamente desbordados, dando paso a una experiencia que se funda en territorios fronterizos. Quizá sea esto volver al Sur, revisitar-crear un pasado-presente en continuo cambio y salir al encuentro, ese que define provisionalmente un nosotros agujereado por todos lados.

Hace mucho tiempo que el movimiento es mi forma de vivir. Es algo que no puedo evitar; una incapacidad quedarme en un mismo lugar. Hay momentos más pausados y otros de una intensa movilidad, como ahora mismo. Hace dos años que dos 2 o 3 veces al mes, me marcho de mi casa para ir a otros sitios como recién llegada, sea a Madrid, Valencia, Cuenca, Arcachon, Toulouse o Paris... Estas idas y vueltas continuas me están convirtiendo en recién llegada incluso en mi propia casa, cuando llego a Burdeos. Así que para mi, ser una "recién llegada” significa navegar entre varios lugares. Y cada unode mis pasos en estos lugares deja tras de si un rastro en mi, algo que me sigue como imagen mental: ecos, remanencias como si estuviese en todos estos lugares a la vez, pero sin estar totalmente en ninguno de ellos.

El recién llegado se queda observando pensativo. Mira los objetos domésticos de la sala, percibe los olores y colores del paisaje que ve a través de la ventana y los asocia con otras llegadas. La llegada a un hotel o a un piso. Lo primero: mirar por la ventana para ver donde estamos. Cómo es la ciudad; cuál es su luz. Está el cielo azul o nublado. Es una calle estrecha o ancha. Estamos en el centro o en la periferia. Disfruta del entorno que ve ahora por primera vez a través de las sensaciones que rondan por su cabeza y que le recuerdan otros momentos de su vida. Lo extraño es que este espacio, que nunca había visto hasta ahora, le resulta familiar.

El paseo por el bosque tras la tormenta, en una primavera que aún parece invierno pero que en la calma de la tarde trae retazos de viento caluroso. El norte donde nací y me crié. Coletazos de un clima que me lleva de mi infancia a orillas del río Ebro al viaje a las montañas de la otra Sierra Nevada, la de California. Camino, atardecer, bosque, humedad, pájaros. El profundo olor entra en mi cerebro aireando las capas de mi memoria: Imágenes de gentes: las fiestas de San Juan del Monte, los colores, los bombos, aquella carroza reciclada durante meses en el taller, la música de las charangas, el bombo, la bota de vino, el río, las hojas, el otoño, la muerte de Mendieta, mi primer amigo, el mayor de la cuadrilla que más jugaba con nosotros. Acuden voces en diversos idiomas, geografías distantes, memoria común”.

 

Anne-Laure Boyer. Artista visual procedente de Paris que vive y trabaja en Burdeos y en España. Con sus investigaciones sobre la memoria de los lugares, Anne-Laure aborda temas sociales como la reubicación, el imaginario del territorio y el inconsciente colectivo. A través de cartografías, fotografías, entrevistas y descripciones, genera todo un corpus de investigación con la finalidad de hablar de fractura en el tiempo, y la tentativa de reunificar pedazos dispersos. Su trabajo no busca la melancolía romántica sino más bien el convencimiento de que todo lo que nos rodea es pura energía. La certeza de que en el universo la energía nunca se pierde o se destruye. En un espacio rural o urbano muerto y abandonado, existen fuerzas vitales que se pueden movilizar colectivamente con fines poéticos y artísticos.

Álvaro Nebreda Díaz de Espada (Miranda de Ebro, Araba, Madrid, El Estrecho, Al Maghreb). Artesano, hortelano, campesino, ciudadano... y, en los tiempos que corren, chico para todo. Inicié el Colectivo Mnemocine, como investigador/educador/realizador en videos colectivos Taró, Shuiya Shuiya, Queremos el cielo—documental etnográfico– De lo visto y oído en Leza, La familiay proyectos de memoria colectiva como “Oroimena irudikatuz”.  Actualmente estoy creando la plataforma “Eraikiz” –en construcción, levantando, alzando, fundando, provocando, suscitando, recogiendo, recolectando, criando, educando—, donde caben proyectos e iniciativas de construcción de alternativas Permacultura, Agroecología, Fragua artesana, Horno de leña...

Cecilia Pérez-Pradal (Argentina- España, 1976). Dirige la Cía. Puctum de teatro-documental. Es actriz, dramaturga, docente e investigadora teatral. Se Lic. en Sociología UNLP (Buenos Aires) y actualmente escribe su Tesis Doctoral sobre Teatro Documental en la UCM (Madrid). En sus producciones escénicas investiga en el límite entre lo real y la ficción, a través de un cuestionamiento de la representación, del trabajo con no actores y sus biografías reales. Alguna de sus creaciones son: Corte Arganzuela,Volk , Conectados, junto a BineuralMonoKultur, Historias de Vida I, II y III, Recuerdos Interferidos en clave Pinter. Como performer y cantante realiza sesiones de Spoken Word con Rizoma junto a Daniel Garabito y “Canciones que me hacen bien”.

José Otero (Miranda de Ebro, 1968) Profesor y artista caminante. José imparte clases de historia de la fotografía en la escuela BlankPaper y en el IED; ha colaborado con el Centro de creación Contemporánea Intermediae— Matadero Madrid y en 2009 realiza, junto al Colectivo Mnemocine, el proyecto “Oroimena Irudikatuz” en Salinas de Añana. Actualmente camina por un valle de Álava, preparando el proyecto “Performancielo”. Para José, caminar es una forma de relajación, de sedimentar sus pensamientos y crear. En sus paseos proyecta su imaginación en el entorno, de manera que su acción de caminar es simultáneamente física e imaginaria. Le interesan el juego y lo absurdo (como acción poética y política, en el sentido dadaísta) y la dimensión performativa del lenguaje. Con estas herramientas traza los recorridos a través de los espacios urbanos y rurales por los que camina. 

© José Otero
Espacio en la naturaleza
diseño: leirelana.com